Novedades

 
 
Imagen de Leopoldo Acal
Que los datos sean contigo
de Leopoldo Acal - lunes, 25 de noviembre de 2013, 11:55
 

Recientemente he descubierto el "Kopimismo" una religión surgida en Suecia que se basa en considerar la copia es un don de la naturaleza y el mecanismo baKopimismose de toda la vida para justificar que el compartir archivos es una forma de práctica religiosa.

Es una más de estas religiones-parodia que surgen para criticar lagunos de los extraños (para los profanos) dogmas o preceptos de las religiones reales o, como en este caso, para conseguir amparo para realizar una actividad que por algunos es considerada como ilegal, justificándola como un acto religioso.

Realmente esta es la gran contradicción. Aunque no seamos conscientes, hay muchos comportamientos humanos que no serían aceptados, pero que entendemos justificados si se basan en un motivo religioso.

Así, estos chicos se escudan en el amparo que muchos países conceden a las creencias religiosas para poder dedicarse a descargar archivos a todo trapo.

Realmente podrán a prueba a los fieles del Pastafarismo o a los que creen en el Unicornio Rosa Invisible, porque esta religión añade ventajas reales a los que la practican, más allá del mero beneficio espiritual.

Copiar y pegar

Su simbología refleja este credo. Según el Kopimismo, la vida empezó cuando una molécula de ADN desarrolló la capacidad de copiarse a sí misma. Este mecanismo se ha ido perfeccionando con la evolución y ha llegado a su esplendor en la era digital. La obligación de todo fiel es copiar y compartir.

Uno de los ritos más celebrados por el Kopimismo es el matrimonio, donde dos personas se unen para compartirlo todo y, si tienen suerte, podrán reproducir su propio ADN y copiarlo en sus hijos.

Asimismo, están estudiando la posibilidad de canonizar a Julian Assange, por su gran trabajo en pro de compartir más y más datos.

Hacerte fiel de esta iglesia implica instalarte el software para compartir archivos y aportar tus datos a la humanidad.

Para saber más:

Que los datos sean contigo...