Novedades

 
 
Imagen de Leopoldo Acal
La programación no es sólo cosa de hombres
de Leopoldo Acal - miércoles, 12 de marzo de 2014, 12:26
 

Cualquiera que conozca ambientes de desarrolladores habrá constatado que es un mundo mayoritariamente de hombres.

Aunque la informática no está entre las especialidades de FP más extremas, en las que se incentiva a alumnos del sexo minoritario para que se inscriban, como es el caso de los hombres en la familia profesional de Imagen personal o de las mujeres en la especialidad de Fabricación Mecánica, si es cierto que las mujeres están en clara minoría.

Si a esta consideración unimos el estereotipo que se aplica a las modelos, de ser chicas superficiales y poco dadas a actividades intelectuales, y la fama de "frikies" que adjudica a los informáticos un aspecto descuidado, no cabe duda de que el caso de Lindsey Scott llama la atención.

Lindsey Scott en un desfile de moda

Esta chica es una modelo de Nueva York que trabaja para Prada, Gucci y Victoria's Secret.
Pero además es programadora de iOS y creadora de dos aplicaciones que están disponibles en la tienda de Apple.
La "modelo geek" –como se describe a sí misma- empezó a programar en la escuela media y no ve ninguna contradicción entre su carreras en la moda y el mundo de la tecnología.
Scott, de 29 años, también es mentora de Girls Who Code (”chicas que programan”), una organización que ayuda a adolescentes a aprender programación.

Recientemente, la BBC le ha dedicado un reportaje que podéis ver en este enlace donde explica su atracción por ambos mundos, el de la imagen y la tecnología.

También el Mail habla de ella, definiéndola como "modelo de día, programadora de ordenadores de noche"

¿Qué será más complicado? ¿Hablar de moda con sus amgios geeks o de tecnología con sus compañeras de pasarela?

Lo que no cabe duda es que los primeros se morirán porque los invite a su cumpleaños, ja ja ja.

¿Será Lindsey Scott en la informática lo que David Beckham en el futbol?

Esperamos que al menos su ejemplo anime a las chicas a formarse en esta dura pero apasionante profesión.